Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Blog Post

El uso del agua en la industria química

El uso del agua en la industria química

El uso del agua en la industria química resulta fundamental en la medida en que posibilita la producción de multitud de productos y sustancias químicas. El sector es consciente de su papel y cada vez más empresas asumen el compromiso de hacer un uso más responsable del agua para garantizar su sostenibilidad. 

Usos del agua en la industria química

Una de las principales preocupaciones actuales a nivel mundial es la escasez de agua y la contaminación del medio ambiente. Durante los últimos meses, hemos vivido alarmantes sequías que no hacen más que evidenciar un grave reto al que nos enfrentamos como sociedad. Desde el punto de vista de las industrias, ya hace años que se está trabajando para garantizar un uso responsable y sostenible del agua en cualquier proceso productivo.  

Dentro de los distintos sectores que conforman la actividad industrial, uno de los más relevantes y que, como los demás, necesita agua para satisfacer las distintas fases del proceso productivo, es el sector químico. En España, se calcula que la industria química representa el 25% del consumo total de agua. Debido al peso que adquiere este sector alrededor de todo el mundo, una correcta gestión del agua resulta fundamental.

No hay duda de que el agua juega un papel clave en la industria química, al ser un elemento fundamental en la fabricación de productos farmacéuticos, cosméticos y fertilizantes. Se utiliza como reactivo en síntesis químicas y también actúa como disolvente y purificador de productos. En definitiva, es un recurso esencial en la elaboración de una amplia gama de sustancias. Además, se destaca como un eficaz medio refrigerante en procesos de destilación, sin olvidar su función en la limpieza de maquinaria y áreas de trabajo.

Tras su uso, el agua proveniente de la industria química debe someterse a exhaustivos tratamientos para adecuar su calidad, tanto en el caso de que el efluente resultante sea devuelto al medio natural, como para posibilitar la reutilización. Es por ello que la industria química tiene una doble misión: por un lado, participa como usuario de los sistemas de acondicionamiento y, por otro, se encarga de proveer los productos químicos que se utilizan en los tratamientos de agua de todos los sectores. 

La industria química y su compromiso con el agua

Tal y como hemos argumentado a lo largo del artículo, uno de los principales retos del sector químico es minimizar su impacto ambiental y racionalizar el uso hídrico. Durante los últimos años, se han dado importantes pasos hacia esta dirección y la industria química ha llegado a reducir el consumo del agua en un 55% entre 1999 y 2019. En este sentido, la tecnología proporciona cada día mejores soluciones: se disponen de mejores sistemas de membranas, de diferentes tipos, se consigue un menor consumo energético, más duración de los sistemas y menores costes, productos químicos menos agresivos para el medio ambiente… Sin embargo, no hay que olvidar que el agua es un recurso limitado y que es importante que todas las partes, tanto las industrias como los gobiernos y los consumidores, contribuyan a su conservación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts