Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Blog Post

Clasificación de las aguas residuales según su origen

Clasificación de las aguas residuales según su origen

La clasificación de las aguas residuales según su origen es fundamental para garantizar la protección del medio ambiente y la salud, así como para promover la reutilización del agua. Las aguas residuales, es decir, aquellas aguas que han sido afectadas por la acción del ser humano, pueden contener una gran cantidad de sustancias que afectan a su calidad y, debido a ello, existen distintos parámetros para su clasificación. 

Si desea obtener más información sobre qué son las aguas residuales, puede consultar nuestro anterior artículo en el que profundizamos sobre esta cuestión.  En el artículo de hoy, exponemos las formas más habituales de clasificar el agua residual en base a su origen, composición, características, calidad o grado de tratamiento. 

Tipos de aguas residuales

Habitualmente, las aguas residuales se clasifican en las tres siguientes categorías principales:

  • Aguas Residuales Domésticas o urbanas: Provienen de actividades domésticas como la limpieza, la cocina, el uso del inodoro… En definitiva, están compuestas por todas las aguas de desecho de hogares y pequeños negocios.
  • Aguas Residuales Industriales: Se generan en los procesos industriales y, para más información sobre esta tipología, puede consultar nuestro anterior artículo sobre las aguas industriales. Estas aguas pueden contener una amplia variedad de contaminantes según la industria, como productos químicos, metales pesados, aceites, grasas, y otros compuestos. 
  • Aguas Residuales Pluviales: Se originan por el escurrimiento superficial durante lluvias o el derretimiento de nieve. Las aguas pluviales pueden transportar sedimentos, contaminantes químicos y materiales orgánicos de la superficie del suelo y las áreas urbanas.

Según el tratamiento del agua residual 

Además de esta clasificación principal, las aguas residuales pueden ser agrupadas de acuerdo con su calidad o con el grado de tratamiento necesario:

  • Aguas Residuales Crudas: Son aquellas que no han sido sometidas a ningún tratamiento o que han experimentado un tratamiento mínimo.
  • Aguas Residuales Tratadas: Éstas se generan después de pasar por algún proceso de tratamiento para eliminar o reducir contaminantes.
  • Aguas Residuales Parcialmente Tratadas: Son las que han experimentado algún grado de tratamiento, pero no cumplen completamente con los estándares de calidad del agua.
  • Aguas Residuales Urbanas o Municipales: Son aquellas generadas en áreas urbanas que incluyen una mezcla de aguas domésticas e industriales.
  • Aguas Residuales Agrícolas: Provienen de actividades agrícolas que pueden contener nutrientes, pesticidas y sedimentos.

La importancia del tratamiento de aguas residuales

Cabe destacar que las normativas y regulaciones ambientales pueden variar según los países y regiones para abordar las características específicas de las aguas residuales según cada territorio. Sea como sea, de lo que no hay duda es de que, actualmente, uno de los principales retos globales es la reutilización del agua residual con el objetivo de dar una segunda vida a un recurso natural y cada vez más escaso. 

En Telwesa, como especialistas en la reutilización de agua residual, contamos con una amplia experiencia en aportar todo tipo de soluciones, independientemente de las características del efluente a tratar. Analizamos cada caso personalmente y ofrecemos los productos, junto con las tecnologías óptimas, para dar respuesta a las necesidades de cada industria. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts